Links

El P. José Ignacio San Román ha fallecido en Ovalle, el 25 de julio de 2020, a los 68 años de edad, 49 de vida religiosa y 32 de sacerdocio.

                El P. José Ignacio nació en Basauri (Vizcaya) el 27 de septiembre de 1951. Sus padres fueron Dn. Miguel San Román y la Sra. Francisca Larrínaga. Era el segundo de tres hermanos.

Estudió en el colegio San José de Basauri, dirigido por los viatores. De ahí pasó, en 1967, al juniorado de Valladolid. Ingresó al noviciado en 1970 y el 15 de agosto de 1971 pronunció sus primeros votos. Hizo su profesión perpetua en 1977 y recibió el orden sacerdotal en 1988.

Estudió Magisterio en la Escuela Normal de Valladolid. Fue profesor en el juniorado de Sopuerta y en el colegio de Huesca. A finales de 1979 se incorpora a la misión de Chile. Trabajó en el servicio pastoral y educativo en los colegios de Viña del Mar, Puente Alto, Macul y Ovalle.

                Fue un hombre creativo, sensible a lo artístico, disponible y muy trabajador. Se destacaba por sus atenciones y servicios a la comunidad y a todas las personas que necesitaran de su ayuda. Su fe y espiritualidad fueron enriquecidas por su amor al P. Luis Querbes, y por sus esfuerzos por dar a conocer su vida y obra. Participó con entusiasmo y alegría en el movimiento Encuentro Matrimonial, dedicando muchos fines de semana a acompañar con su testimonio a numerosas parejas. Durante este último tiempo, la atención a los enfermos fue parte de su ministerio sacerdotal.

 

Homilía del P. Gerardo Soto, csv.

El Señor cumple su anhelo anunciado: «Padre, este es mi deseo: que los que me confiaste estén conmigo donde yo estoy y contemplen mi gloria». José Ignacio, te has ido con tu Señor, a quien entregaste tu vida. La tristeza de tu partida nos envuelve. Eres una persona muy querida para nosotros. La muerte es ruptura, acabamiento, destrucción; queremos vivir, y llega la muerte. Pero abrimos el Evangelio por la página de la vida. Cristo murió por todos. Jesús resucitó en una mañana de gloria. El misterio sombrío de la muerte encuentra su luz, se torna en misterio de Pascua. Por eso estamos aquí, para afianzar nuestra esperanza, para expresar nuestra piedad hacia los que mueren, para proclamar la comunión de los santos. Aquí estamos tu comunidad viatoriana, amigos y feligreses. Aquí están también tu hermano, tus padres y nuestros seres queridos del cielo. ¡Qué cierto es que un cristiano nunca muere solo! José Ignacio, has partido casi sin despedirte, urgido por la llamada de Dios. Tus hermanos de comunidad que te acompañaron hasta el último momento, aún no se recuperan del impacto. Lloramos tu partida porque te quisimos y te queremos. Te lloramos porque también nos quisiste. En este templo en el cual muchas veces presidiste la Eucaristía y consolaste con el sacramento de la Reconciliación está tu cuerpo. Presiden la cruz de Cristo y la luz pascual. Con su muerte, Jesús nos revela el enigma de nuestra muerte. Su resurrección nos convoca a un final siempre feliz. José Ignacio comenzaste tu vida muriendo con Cristo en el bautismo. Hoy has sido llamado para estar con Jesús en el Cielo. Has cerrado tus ojos a la luz de este mundo y los has abierto para contemplar a Dios. Nosotros celebramos la despedida, tú celebras el encuentro con tu Dios y Señor. José Ignacio, escuchaste la voz del Maestro: "Vengan a mí los que están cansados”. Hoy nos dices con el apóstol: "He visto al Señor". Celebraste con tus fieles el misterio de la muerte y resurrección de Cristo en la eucaristía. Al celebrarla hoy con motivo de tu muerte, estamos convencidos de que el Señor te hará partícipe de su triunfo sobre la muerte y de su paso a la vida resucitada

Testimonio de la experiencia parroquial en Ovalle.

Testimonio de la experiencia parroquial …

Sólo llevo año y medio sirviendo a la Iglesia en la parroquia el Divino Salvador de Ovalle y todo este recorrido ha sido, en verdad, apasionante. Asumí como párroco el 23 de febrero de 2019. Al poco tiempo el obispo me solicita ser su vicario foráneo y más tarde, formar una segunda parroquia, desmembrada de la que por años hemos pastoreado, en la que también se me pide ejercer como párroco. De pronto me vi inserto en una realidad muy distinta a la que siempre había vivido; y con toda la crisis de abusos por parte de la jerarquía y el clero; el estallido social y la crisis de la pandemia que estamos viviendo. Mucho para poco tiempo. En este corto espacio de tiempo he vivido realidades que...

Leer más
Testimonio educativo de Dn. Gonzalo Tapia

Testimonio educativo de Dn. Gonzalo Tapia

Desde el 18 octubre la “normalidad” en nuestro liceo se vio afectada. Era el inicio del “estallido...

Celebración de los 70 años de vida religiosa.

Celebración de los 70 años de vida religiosa.

El 15 de agosto, en la casa provincial de Macul celebramos los 70 años de vida religiosa del P. Jo...

Palabras del superior general.

Palabras del superior general.

El día 14 de agosto el P. Mick Egan, c.s.v, envió una carta a los superiores provinciales con algu...

Testimonio educativo en tiempos de pandemia.

Testimonio educativo en tiempos de pandemia.

Sin duda este año ha sido muy distinto a todas las experiencias que hemos vivido desde que se inic...

Encuentro de comité de prevención y ética ministerial con vicerrectores de pastoral

Encuentro de comité de prevención y ética minis…

El comité de prevención se reunió el día 10 de septiembre para reflexionar acerca del nuevo docume...

Tiempo de pandemia, tiempo de gracia de Dios

Tiempo de pandemia, tiempo de gracia de Dios

El P. Raúl Marchant nos escribe esta reflexión a modo de testimonio de su experiencia en este períod...